Campagne/campaña 2012

portada_VOL1_page_001

Acerca de: la campaña de 2012 en pocas palabras

Por cuarto año consecutivo, en un acontecimiento que se va convirtiendo poco a poco en algo habitual en el Campo Arañuelo, se han llevado a cabo los trabajos de investigación en el yacimiento arqueológico de Albalat (Romangordo, Cáceres).IMG_8767

Un grupo de voluntarios, venidos de distintos puntos de la geografía nacional, pasando por la vecina Francia y la propia Extremadura, recuperan bajo un sol abrasador y con temperaturas que llegan a los 40º, los vestigios de la antigua ciudad andalusí de Albalat. Están liderados por la arqueóloga francesa Sophie Gilotte (CNRS-CIHAM, Lyon), quien dirige un programa de investigación en el que participan especialistas de distintos ámbitos como la arqueozoología, la paleobotánica, la topografía, etc. e instituciones españolas y francesas.

El proyecto está financiado por el Parque Nacional de Monfragüe, la Central Nuclear de Almaraz, el Excelentísimo Ayuntamiento de Romangordo y el CIHAM-UMR 5648, Centre National de Recherches Scientifiques (CNRS -equivalente francés de nuestro Consejo Superior de Investigaciones Científicas) y la Asociación Madinat Albalat. Gracias a las aportaciones económicas y logísticas de estas instituciones, la campaña de este año 2012 ha podido extenderse a lo largo de dos meses, permitiendo al equipo trabajar con más tranquilidad y obtener mejores resultados.

Las labores se han centrado en una pequeña ampliación del Sondeo 1, una gran IMG_5804ampliación del Sondeo 2 y la implantación de un nuevo sondeo en un sector donde los análisis geofísicos previos habían arrojado datos interesantes. Los trabajos en el sondeo 1 han permitido exhumar al completo una vivienda ocupada en época almorávide (hasta ahora no se disponía de la planta en su totalidad) y una serie de estructuras colindantes (vivienda adyacente, calles, canalizaciones, etc.). Por su parte, la excavación del Sondeo 2 posibilitó continuar el estudio de otro gran edificio, la cual ha ofrecido interesantísimos datos para el análisis histórico, especialmente entre el pequeño mobiliario cotidiano, hallándose piezas de ajedrez, juegos incisos en un pavimento, un molde para fabricar amuletos o los restos de una pequeña arqueta decorada con láminas de hueso. El Sondeo 3, en cambio, se inició este año, sacando a la luz algunas dependencias de un terce edificio con una zona de almacén de alimentos (aceitunas, almendras y cereales), dos calles y un taller metalúrgico.

Otra novedad de esta campaña fue la posibilidad de contar con una cometa y con un parapente en el proceso de documentación de los sondeos. Estas técnicIMG_5532as, manejadas por profesionales, permitieron la obtención de fotografías aéreas de los restos arqueológicos, muy útiles para el estudio del yacimiento así como un gran complemento para la elaboración de los planos.

Con los datos recogidos a lo largo de las cuatro campañas se empiezan a formular ya de una forma un poco más sólida algunas hipótesis de trabajo, como la prolongada vida que tuvo la madina, su brusco final en época almorávide (última ocupación constatable), la organización de la trama urbana o los lugares más afectados por el abandono y posterior uso del terreno con fines agrícolas. Todo ello precisa, sin embargo, de posteriores investigaciones.

[Texto: M. Alonso Valladares & S. Gilotte]